Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 1 de septiembre de 2017

REGRESÓ A MÉXICO A DONAR SU CABELLO PARA PACIENTES DE ONCOLOGÍA


·         Luego de 12 años de vivir en Houston, Texas, Mario Alberto García Hernández regresó a México, y donó su cabello para la elaboración de pelucas para pacientes oncológicos
·         Me dejé crecer el cabello durante cuatro años para donarlo al regresar a la ciudad de México, dijo.

Luego de 12 años de vivir en Houston, Texas, Mario Alberto García Hernández regresó a México, para reunirse con su familia, y con un propósito que se marcó desde que vivía en los Estados Unidos: donar su cabello para la elaboración de pelucas para pacientes oncológicos.

“Estando trabajando como mesero en un restaurante de comida mexicana vi un programa de televisión en el que una persona pedía a la gente que se cortaran el cabello y se lo donaran”, dijo.

Y aunque muchos se sorprendían por la inusual petición, que se hacía en la Alameda de la Ciudad de México, algunos accedieron cuando supieron que sería para elaborar pelucas para los enfermos de Cáncer que han perdido su pelo por las quimioterapias.

“Eso que vi en el reportaje de televisión me movió muy fuerte. Resultó muy impactante, y desde entonces decidí que me dejaría crecer el cabello y donarlo también, al regresar a la ciudad de México, luego de 12 años de trabajar en los Estados Unidos”, dijo.

Por cuatro años no me corté el cabello y me creció más de 30 centímetros, y ahora que regresé le pedí a mi padre, Mario Cecilio García Reyes, que me llevara a un lugar en donde pudiera donar mi cabello. Él me trajo al Hospital Juárez de México, porque sabía que aquí el Voluntariado del hospital y algunas fundaciones han hecho donaciones de pelucas a los pacientes de Cáncer.

Me llena de satisfacción haber donado mi cabello, y saber que de esta manera pude aportar algo a la gente que pasa por difíciles momentos. Y sobre todo si esto les hace bien, para que sigan luchando contra esa enfermedad, dijo al momento en que le cortaban la trensa, que será entregada a la Fundación México Sonríe, que patrocinará la elaboración de las pelucas.

Ahí le informaron que aproximadamente se requieren 15 donaciones para elaborar una peluca. “Ojalá que muchas personas más se animen a donar su cabello. No les cuesta nada, y el cabello les va a crecer después”, añadió Mario Alberto García Hernández, quien vive en la delegación Gustavo A. Madero.

Ahora buscaré quedarme a trabajar en México. “Espero conseguir trabajo en algún restaurante, que es mi fuerte”, dijo el donador, quien señaló que ojalá me inviten a la ceremonia de donación de pelucas, y ahí les dejo mi teléfono, por si alguien quiere darme trabajo: 57 11 32 42.