Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

jueves, 10 de agosto de 2017

DONAN PAQUETE DE LIBROS A PACIENTES PEDIÁTRICOS DEL HJM


 
·         El Voluntariado Nacional de la Secretaría de Salud, que preside Carmen Narro Lobo, donó libros a la Ludoteca del HJM
 
·         La doctora Imelda Islas Infante dijo a los pacientes que les traía una grata sorpresa: muchos libros para colorear y de lectura, para distraerse y pasar momentos más divertidos e interesantes
 
Axel, Azul Denise, Mónica y Fernanda se mostraron sorprendidos ante la llegada inesperada de visitantes que llevaban paquetes de regalo. Junto a ellos, Luis Mario y Gerardo sonrieron entusiasmados al percatarse que este sería un día especial en la Ludoteca del Hospital Juárez de México.

La doctora Imelda Islas Infante les saludó amigablemente y les dijo que les traía una grata sorpresa: muchos libros para colorear y de lectura, para distraerse y pasar momentos más divertidos e interesantes, junto a sus demás compañeros hospitalizados en el servicio de Pediatría del Hospital Juárez de México.

Acompañada del Jefe del Servicio de Pediatría, doctor Amilcar Ulises Valencia Garín, la Presidenta del Voluntariado del HJM les hizo notar la importancia de tener actividades recreativas, de esparcimiento y momentos divertidos mientras están en el hospital.

”Esto les hace muy bien a su salud”, les dijo la doctora Islas Infante, quien les llevó un paquete con 30 libros de lectura, y siete más para colorear, y  Azul Denise, de cinco años de edad; y Axel, de cuatro años, afectadas por la leucemia linfoblástica, dijeron que lo que más les gusta es pintar y dibujar.

Luis Mario, de siete años, quien esperaba que lo trasladaran al quirófano, para operarlo por una fractura del brazo; y Fernanda, de seis años, con una infección en las vías urinarias, comentaron su gusto por las historias que aquí les narran los “cuentacuentos”.

-Con esto, yo salgo ganando aquí, –dijo Luis Mario, satisfecho con el obsequio inesperado, provocando la risa de los presentes. 
  
Gerardo, de 14 años, con Osteosarcoma, quien esperaba su décimo noveno tratamiento de quimioterapia, dijo que la lectura le ayuda a distraerse cada vez que viene al hospital.

-Cuando me enteré en septiembre del 2016 que tenía cáncer me deprimí, pero con el tratamiento me siento ya mejor, y aquí en el hospital me han dado ganas de escribir poesía-añadió el adolescente quien apenas terminó sus estudios en la secundaria “Maximiliano Ruiz Castañeda” en el municipio de Tecámac, estado de México.

Auxiliados por sus padres y cuidadores, los pequeños pacientes habían dejado sus camas y arrastrando los tripiés de donde cuelgan las botellas de suero con el medicamento prescrito por sus médicos, se habían trasladado a la Ludoteca, con sus estantes repletos de libros, juguetes y juegos de mesa y libros para colorear.

Además de la atención médica, los pacientes de Pediatría participan en actividades recreativas, tanto en la Ludoteca, como en el Aula Hospitalaria. En la medida de sus posibilidades conviven con los demás niños del hospital, y aprovechan la oportunidad de continuar con los estudios de la educación básica de la Secretaría de Educación Pública.

-Los cuentacuentos les cuentan entretenidas historias. Y los niños las siguen con interés, -resaltó uno de los cuidadores.

“Uno de nuestros propósitos es fomentar su aprecio por la lectura”, dijo la doctora Islas Infante, quien hizo notar que el paquete de libros que se entregó a la Ludoteca y a los pacientes, es un donativo del Voluntariado Nacional de la Secretaría de Salud, que preside Carmen Narro Lobo, quien hace unos meses realizó una visita al área de Pediatría del hospital.

Señaló que la Secretaría de Salud ha instalado aulas escolares en diferentes hospitales del país, en beneficio de los pacientes pediátricos, a quienes la SEP les reconoce la validez de sus estudios.