Categoría: Eventos

Categoría: Destacado

viernes, 19 de enero de 2018

JORNADA DE ACTUALIZACIÓN DE TRÁMITES Y SERVICIOS DEL HJM


·         El trato humano y el respeto por la dignidad del enfermo, deben prevalecer en la atención a los pacientes
·       Los trabajadores debemos tener conciencia de que no tratamos síntomas, ni órganos enfermos: doctor Rafael Álvarez Castelló

El trato humano y el respeto por la dignidad del enfermo, deben prevalecer en la atención a los pacientes, coincidieron los participantes en la Jornada de Actualización de Trámites y Servicios del Hospital Juárez de México.
“No caigamos en el círculo vicioso de la deshumanización. Por el contrario, construyamos el círculo virtuoso de la confianza”, dijeron durante las sesiones de trabajo que se llevaron a cabo en el Aula ​M​agna los días 15 y 16 de enero.
Al poner en marcha las jornadas de trabajo, la doctora Mónica Cureño Díaz, Directora de Planeación Estratégica, señaló la necesidad de que todos los trabajadores de los diferentes servicios del hospital ofrezcan trato amable y respeto por la dignidad del enfermo. 
Por su parte, el doctor Rafael Álvarez Castelló, Presidente de la Sociedad Médico Quirúrgica del HJM, al abordar el tema del “Trato Digno al Usuario”, expuso que todos los trabajadores debemos tener conciencia de que no tratamos síntomas, ni órganos enfermos. Tratamos seres humanos vinculados a otros seres humanos.
Sin embargo, puntualizó, fuimos educados en una cultura que ofrece un  mejor trato a las demás personas ​distinguidas por su  investidura, cargo social, nivel socioeconómico elevado y otras circunstancias.
Frente a ello, el doctor Álvarez Castelló enfatizó que el trato humano a los pacientes implica:
  1. Ser tratados como personas.
  2. Recibir información adecuada.
  3. Trabajadores comprometidos y responsables.
  4. Con atención oportuna.
  5. Sin discriminación.
  6. Sin paternalismo.
  7. Visión integral del paciente
  8. Respeto a su privacidad e intimidad.
Por su parte, la licenciada Guadalupe Urueta Robledo, Jefa del Servicio de Trabajo Social, hizo notar la importancia de ofrecer al paciente la mejor información para que pueda realizar sus trámites de atención.
Expuso que el objetivo de trabajo social es ser intermediario entre el hospital y el paciente, y facilitarle el acceso a los servicios médicos, particularmente en relación a los costos y gestión hospitalaria, que toma en consideración sus condiciones del entorno económico y social.
Durante los trabajos, participaron además el doctor Alfredo Tanaka Chávez, quien abordó el tema de Hospital Seguro; la doctora Cristina Upton Alvarado, sobre el procedimiento de Seguro Popular y Acreditación.
También intervinieron la Licenciada Yara Cinthya Cuacuas Gutiérrez, quien se refirió al Manejo y Protección de Datos del Paciente; el licenciado Jorge Oswaldo Martínez Rodríguez, habló del Reglamento de Acceso General de Visitantes en Hospitalización”; y Rosa María López Antunez, expuso la puesta en servicio del Módulo de Atención de Quejas, Sugerencias y Felicitaciones.
La doctora Amanda Cadena abordó el Procedimiento de Preconsulta Adultos, y la licenciada Violeta Vera Pérez, hizo una presentación en relación al Manejo de Violencia en Pacientes y Familiares Agresivos.
Las jornadas de trabajo se llevaron a cabo en los diferentes turnos del hospital, con la finalidad de que el personal esté informado y capacitado en relación a los lineamientos de trato digno.




jueves, 18 de enero de 2018

NEUROCIRUJANOS DEL HJM EXTIRPAN TUMOR GIGANTE DE PACIENTE DE 39 AÑOS

A poco menos de un año de que neurocirujanos del Hospital Juárez de México le extirparon del cerebro un tumor del tamaño de una naranja, Karina ha vuelto a ejercer su carrera de contaduría. 
La paciente, de 39 años de edad, comenzó a tener dolores de cabeza y cambios marcados de humor, pero fue hasta que presentó una crisis convulsiva cuando iniciaron las pruebas que llevaon al descubrimiento del meningioma, un tumor cerebral gigante, de entre seis y siete centímetros de diámetro. 
La cirugía fue realizada en el Hospital Juárez de México y tuvo una duración de alrededor de siete horas, se extirpó el meningioma, el cual tiene una incidencia de alrededor de 34 por ciento en la recurrencia de tumores en el cerebro. 
Al presentar los resultados de la exitosa cirugía, Arturo Ayala, médico adscrito al servicio de neurología del hospital de la Secretaría de Salud, refirió que se trataba de un procedimiento complejo debido que el tumor ocupaba tres cuartas partes del cerebro, y a que estaban comprometidas varias arterias. 
Ello, ponía en riesgo la irrigación de sangre al cerebro, pues podía derivar en complicaciones, e incluso la muerte. Además, “un error de pequeños milímetros hace la diferencia entre alguien que pueda caminar o no". La intervención quirúrgica, que en un servicio médico privado tendrían un costo de 500 mil pesos a un millón de pesos, consistió en practicar una resección tumoral con aspiración ultrasónica y doppler transoperatorio; así, se ubicó y fragmentó el tumor mediante un aspirador, con la guía de un doppler, para evitar lesionar arterias centrales. 
Los primeros síntomas de Karina fueron dolores de cabeza leves y cambios de humor, a los que en un principo les restó importancia. Sin embargo, después comenzó a perder habilidades motrices y cognoscitivas. 
Al respecto, Ayala Arcipreste advirtió que es necesario no menospreciar ningún síntoma, por pequeño que sea. Explicó que este padecimiento también pudo haber derivado de cambios hormonales, por causas genéticas, o por exposición a radiación o bien a agentes químicos. 
A su vez, el director responsable médico del Hospital Juárez de México, Gustavo Lugo, expuso que el de Karina recuperó la calidad de vida y logró recuperar su salud, restablecer sus relaciones personales y reintegrarse a sus actividades productivas.



martes, 16 de enero de 2018

QUIMIOTERAPIA EN MÉXICO PARA NIÑOS CON CÁNCER DE HUESOS

domingo, 14 de enero de 2018

PRÁCTICAS DEL PASADO QUE HOY SON IMPENSABLES: RECICLAR JERINGAS, AGUJAS Y GUANTES QUIRÚRGICOS



·         Hasta mediados de los años ochenta algunos materiales de curación eran reciclables, para ser utilizados nuevamente

·         Con una piedra de afilar recuperábamos las agujas desgastadas por el uso

·       Las pasábamos sobre una gasa, hasta que no jalaran pelusa

En la actualidad es impensable, pero hasta mediados de los años ochenta algunos materiales de curación eran reciclables, como las agujas, jeringas y guantes quirúrgicos, para ser utilizados nuevamente en la atención médica, rememoró el maestro Guillermo Cedillo Olivo, Coordinador de Calidad de los Servicios de Enfermería del Hospital Juárez de México.
En ésa época, explicó, con una piedra de afilar recuperábamos las agujas desgastadas por el uso. "Tras afinar cuidadosamente la punta sobre la piedra especial, las pasábamos sobre una gasa, hasta que no jalaran pelusa. Luego con una jeringa veíamos que no estuvieran tapadas. Entonces se enviaban a esterilizar".
De igual manera que hacíamos con otros materiales de curación, como las jeringas y los guantes quirúrgicos. También se lavaban, densinfectaban y esterilizaban. Así se volvían a utilizar varias veces, agregó.
En esa época, ante la escasez de recursos materiales y equipo, teníamos que improvisar para atender las necesidades de los pacientes, puntualizó el maestro Cedillo, con una trayectoria de 40 años como enfermero en el HJM, al hablar sobre el cambio de paradigma en las tareas encomendadas al personal de enfermería, y su proceso de profesionalización.
En entrevista, hizo hincapié en que tras la identificación del VIH/SIDA, a principios de los años ochenta, y los terremotos de 1985, las prácticas de reciclaje y reutilización de estos materiales y equipo médico se erradicaron.
Las condiciones cambiaron drásticamente, ya que empezamos a utilizar materiales desechables, así como aplicar medidas de bioseguridad, para prevenir contagios, tanto en los pacientes como en el personal del sector salud, dijo.
Expuso que la conmoción que provocó el SIDA, provocó que se extremaran las medidas de seguridad. Ante el temor de contagiarnos, los trabajadores del sector salud tomamos conciencia de la prevención para prevenir lesiones y a minimizar el riesgo de contraer alguna infección.
Luego, con la pandemia de la Influenza que ocurrió en el 2009, se tomó mayor conciencia de los riesgos laborales a los que se expone el personal en el contacto directo y continúo con el paciente.
El Coordinador de Calidad de Enfermería del Hospital Juárez de México indicó que actualmente en el Hospital Juárez de México hizo notar que el personal de los Servicios de Enfermería del HJM asciende a 860 enfermeras y 70 enfermeros.
La mayor parte –dijo- egresaron de la UNAM, el IPN, UAM y la Escuela de Enfermería de la Secretaría de Salud, y son enfermeras generales, licenciadas, maestras, especialistas, y a diferencia de lo que ocurría en el pasado, un porcentaje mínimo son enfermeras auxiliares.
Indicó que desde 1973 en que ingresó al HJM, las enfermeras han tenido un gran avance en su profesionalización, y actualmente manejan equipos biomédicos, como monitores para checar signos vitales; electrocardiógrafos, monitores de Terapias Intensiva, y ultrasonido. También tiene a su cargo la operación de las Bombas de Infusión, para administrar sueros y medicamentos, con dosis específicas.
Actualmente, contamos con especialistas en los diferentes servicios médicos que requieren especialistas muy preparadas, como Neonatología, Pediatría, Hemodiálisis, Oncología, Ginecología, además de desempeñar tareas en la administración hospitalaria y la docencia.
Todo esto, concluyó el maestro Guillermo Cedillo Olivo, habla de un camino de capacitación y superación continua de las enfermeras, sin perder de vista su objetivo fundamental: el trato humano con los pacientes.


jueves, 11 de enero de 2018

FESTEJAN EL DIA DE LA ENFERMERA EN EL HJM, CON UNA TAQUIZA Y UNA LLUVIA DE REGALOS


  • En un ambiente festivo y de gran camaradería las más de 900 enfermeras del HJM festejaron el tradicional Día de la Enfermera

  • El doctor Martín Antonio Manrique reconoció su calidad humana, capacidad de trabajo en equipo y profesionalismo que desarrollan todos los días en beneficio de los pacientes


  • La maestra Silvia Navarrete Camacho destacó el compromiso y dedicación de todas las enfermeras
En un ambiente festivo y de gran camaradería las más de 900 enfermeras del Hospital Juárez de México festejaron el tradicional Día de la Enfermera, en una reunión en la que el doctor Martín Antonio Manrique reconoció su calidad humana, capacidad de trabajo en equipo y profesionalismo que desarrollan todos los días en beneficio de los pacientes.
En su discurso, el Director General del HJM convocó a las enfermeras y enfermeros a mantener su vocación de servicio, a seguir siendo protagonistas y a continuar escribiendo la historia de nuestro hospital.
Este –hizo notar- es particularmente un año de retos, en el que habremos de aterrizar diversos proyectos en nuestro instituto, que además es nuestra casa. “Querámosla y hagámosla cada día más grande, manteniendo el esfuerzo en la ruta correcta”, sostuvo.
Antes de iniciar el festejo, la maestra Silvia Navarrete Camacho, Jefa de los Servicios de Enfermería, agradeció a las autoridades hospitalarias la organización del convivio por el Día de la Enfermera, y a continuación destacó el compromiso y dedicación de todas las enfermeras.
Por su parte, Rafael Álvarez Castello, Presidente de la Sociedad Médico Quirúrgica, felicitó a las enfermeras por su capacidad de trabajo en equipo, en favor de los pacientes.
Lucía Moreno Mejía, de la Sección Sindical XV de la Secretaría de Salud, destacó la importancia del reconocimiento a los ángeles blancos, en cuyo honor, el doctor José Castro Villagrana instituyó en el Hospital Juárez el Día de la Enfermera, al considerarlas como un “Regalo de Reyes para los pacientes”.
Durante el festejo, que se llevó a cabo en el Área Deportiva del HJM, se ofrecieron variados antojitos, aguas frescas y postres a las más de 350 asistentes. Se trató de una gran taquiza, en la que la mayor parte de los asistentes prefirieron los ricos tacos de canasta, tacos de guisado y tacos al pastor, agua de horchata. Como postre, hubo pastel y brochetas de ate con queso.
En la parte que muchos esperaban, se rifaron más de un centenar de obsequios. Con gran expectación, todos los presentes siguieron y festejaron con aplausos los nombres de las enfermeras que resultaron ganadoras en el sorteo de los regalos. Los más atractivos fueron las lavadoras, tablets, perfumes, bolsas de mano, bicicletas, relojes digitales y audífonos.  

En el ágape, participaron enfermeras de los diversos turnos, integrantes de la Asamblea de Enfermeras, representantes Sindicales, la Sociedad Médico Quirúrgica y del Cuerpo de Gobierno.


CUÍDATE DE LA INTOXICACIÓN POR ALIMENTOS


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada 10 personas enferma cada año por ingestión de alimentos contaminados
La intoxicación por alimentos puede ser un problema común por la mala preparación, preservación o exposición de éstos al medioambiente, y de no tratarse, puede tener consecuencias fatales, aseguró la doctora Elizabeth Pérez Cruz.
“Hay cuadros que pueden ser mortales si se dejan avanzar. La intoxicación se da no sólo poralimentos que llevan bacterias o toxinas; a veces (se da) por la persona que los manipula”, advirtió Pérez, jefa de la división de Medicina crítica y clínica de obesidad del Hospital Juárez de México.
En México ocurrieron 4.8 millones de casos de enfermedades diarréicas agudas durante 2016, la estadística anual más reciente, y a nivel mundial es que una de cada 10 personas enferma cada año por ingestión de alimentos contaminados.
De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), unas 420,000 mueren anualmente como consecuencia de estas enfermedades. “El riesgo depende del tipo de alimento, temperatura y la persona que manipula la comida. A veces las personas no tienen el mínimo de medidas de sanidad para preparar los alimentos”, advirtió.
Del mismo modo, Pérez señaló que, en ocasiones, no hacer un buen recalentado de losalimentos puede provocar que se generen bacterias que pueden llevar a una intoxicación a quien los consume.
“Se debe calentar bien el platillo para evitar que las bacterias proliferen, porque es muy complicado darnos cuenta de que un alimento está en mal estado, y no es hasta que nos dan los síntomas cuando nos percatamos de ello”, indicó.
Según la OMS, se pueden contraer alrededor de 200 enfermedades, desde diarrea a cáncer, por comer alimentos insalubres que estén contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas. (Con información de Agencias)
Identifica los síntomas
Los síntomas más comunes de una intoxicación son fiebre, vómito, dolor abdominal, baja de presión, aumento de frecuencia cardiaca y deshidratación
Estos síntomas pueden duras entre uno o tres días, “pero si no se atiende se corre el riesgo de deshidratación, que puede derivar en muerte”, añadió la doctora Elizabeth Pérez Cruz
Ten cuidado
Los alimentos de mayor riesgo son
El huevo, la carne y el pescado, “sobre todo cuando no están bien cocidos”, señaló la especialista
Para evitar riesgos
Si los alimentos se preparan en casa, debe tenerse precaución con los utensilios, como las tablas para picar de madera, que guardan las bacterias de los jugos de la carne; es preferible usar tablas de plástico y sobre todo no combinarlas


miércoles, 10 de enero de 2018

INDISPENSABLE REALIZAR SIMULACROS Y MÁS SIMULACROS POR SISMOS


  • El Doctor Carlos Miguel Valdez González, director general del CENAPRED, participó en el inicio de las actividades académicas y las sesiones generales 2018 del HJM
  • Dijo que se deben identificar los riesgos, las zonas más vulnerables y las situaciones que podemos enfrentar en un sismo
Es indispensable realizar con más frecuencia simulacros que permitan identificar los riesgos, las zonas más vulnerables y las situaciones que podemos enfrentar en un sismo, afirmó el Doctor Carlos Miguel Valdez González, director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED).
Al participar en el inicio de las actividades académicas y las sesiones generales 2018 del Hospital Juárez de México, señaló que vivimos en un país con intensa actividad sísmica, por lo que no se descarta que en el futuro ocurra un temblor con la misma o mayor intensidad de los terremotos ocurridos en 1985 y 2017.
Ante la comunidad médica del hospital, enfermeras, personal de Trabajo social y de administración, encabezada por el doctor Martín Antonio Manrique, dijo que durante el 2017, en el territorio nacional ocurrieron 26 mil 123 sismos, con un promedio de 80 eventos por día.
Frente a esta situación, el Doctor Valdez González resaltó la necesidad de contar con Reglamentos de Construcción adecuados, pero sobre todo impulsar políticas preventivas que incluyan simulacros y más simulacros, planes familiares, mochila de emergencia, y que todos sepamos qué hacer.
“Durante un sismo lo primero que se va a perder es la señal telefónica; por eso es importante establecer un punto de reunión con nuestra familia", puntualizó el Director General del Cenapred.
En el auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez”, recalcó que durante el 2017 la naturaleza puso a prueba a los mexicanos con fuertes huracanes y terremotos de gran potencial destructivo. Sin embargo, México demostró gran capacidad para salir avante.
Expuso además que nuestro país se ha visto afectado por fuertes terremotos, entre los que mencionó el de 1911, de 7.7 grados, con epicentro en Michoacán; 1932, de 8.2 grados Richter, entre los estado de Jalisco y Colima; 1957, de 7.7 grados, con epicentro en Guerrero; 1973, de 7.2 grados, (sismo de Orizaba) entre los estados de Veracruz, Puebla y Oaxaca; 1985, de 8.1, en Guerrero, y el del 2017, de 8.2 grados, entre los estados de Puebla y Morelos.
En este sentido, el Doctor Valdez Gonzálezexpresó su preocupación de que en el futuro ocurran un fuerte temblor en la llamada Brecha de Guerrero, donde la Placa de Cocos se hunde debajo de la Placa de Norteamérica, y no se ha registrado un sismo de grandes magnitudes desde el año de 1911.   
Hizo notar que en la Ciudad de México, que se construyó en el lecho de lo que fuera un lago, existen tres tipos de suelo: blando, de transición y firme. De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), en cada uno los temblores se sienten con diferente intensidad y el movimiento de las construcciones es diferente.
Dijo que el suelo blando, funciona como un terreno “gelatinoso” en donde se perciben con mayor movimiento los temblores, y las construcciones suelen balancearse fuertemente debido a que las ondas símicas se amplifican 40 veces más.
El Director General del CENAPRED señaló que se trata de un área en donde se concentran las zonas más vulnerables de la ciudad, se pudo ver en los terremotos del 19 de septiembre de 1985 y el del 2017.
Al inicio de su presentación, subrayó que un desastre es considerado como la interrupción brusca de la vida cotidiana, generadora de pérdidas de vidas humanas, materiales y ambientales generalizadas que supera la competencia de la comunidad afectada para sobreponerse exclusivamente a través de sus propios medios.
Por ello, insistió en la necesidad de reducir los riesgos y la vulnerabilidad de la población, mediante una mejor preparación y prevención, con una mayor percepción del riesgo y los puntos vulnerables que pudieran afectar a la población.

Durante la Sesión General, la doctora Mónica Alethia Cureño Díaz, Directora de Planeación Estratégica, informó que en el hospital se impulsará una cultura de la prevención, que incluya simulacros, y adelantó que el licenciado Jorge Benítez Corona, ocupará la Jefatura de Protección Civil.